Preocuparte por ellas o no hacerlo en absoluto siempre significa lo mismo: perder

La ansiedad y la depresión afectan a cada uno de forma distinta, pero padecer ambas es algo bastante común. Casi la mitad de personas diagnosticadas con depresión también son diagnosticadas con un trastorno de ansiedad.

depresión y ansiedad

Estos trastornos se viven de una manera muy personal y única, y aunque esta lista recoge sólo una experiencia, espero que encuentres algo de consuelo en saber que otros pueden estar pasando por lo que estás pasando tú.

1. Es quedarte en la cama porque no tienes ganas ni de moverte mientras tu cabeza trata de averiguar qué pasará si no vas al trabajo o al colegio.

2. Es sentirte cansada cuanto menos te mueves, pero que tu corazón se acelere con solo pensar en dar el primer paso.

3. Es saber que no hacer nada sólo acumulará más polvo bajo la alfombra, pero lo miras y piensas “ya limpiaré mañana”.

4. Es hacer seis millones de listas de tareas sólo para aclarar tus pensamientos, pero saber que en realidad nunca harás nada de eso.

5. Es creer que cada plan que cancelas terminará con tus amistades, pero no tienes fuerzas de ir a ninguno de ellos.

depresión y ansiedad

6. Es sentirse irremediablemente mal por seguir soltera, pero cancelar todas tus citas porque sólo de pensar en ir te dan palpitaciones en el corazón.

7. Es temer cada día que tu pareja se harte y se largue mientras tu ansiedad te susurra al oído que es lo que debería hacer porque merece a alguien mejor tú.

8. Es ignorar mensajes y rechazar invitaciones, pero sentirte dolida cuando ya no los recibes.

9. Es tener un miedo constante a quedarte sola mientras a la vez te aíslas y te escondes de todo.

10. Es no querer hacer nada excepto dormir hasta las 4 pm, pero que tu pulso cardíaco te deje despierto hasta las 4 am.

depresión y ansiedad

11. Es alternar entre sentirte paralizada por el presente o cagada de miedo por el futuro.

12. Es volverse loca ante la idea de suspender, pero no tener energía para estudiar.

13. Es no disfrutar de los buenos momentos porque estás demasiado obsesionada con los malos. Esos que ni siquiera han pasado pero tu mente ya está imaginando.

14. Es no dormir nada o dormir demasiado.

15. Es necesitar un descanso de tanto pensar y pensar, pero no ser capaz de salir de ese hoyo.

depresión y ansiedad

16. Es necesitar hacerlo todo, pero sin ganas hacer de nada.

17. Es evitar y escapar, porque cuando no estás intentando esconder una parte de ti, estás intentado esconder otra.

18. Es preguntarte si las cosas que aceleran tu corazón son cosas que tu mente ansiosa provoca.

19. Es quedarse despierta a las 3 am preocupado por un futuro que ni siquiera estás seguro que quieres tener.

20. Es sentir mucho y no sentir nada al mismo tiempo, lo que te hace sentir como si nunca fueras a conseguir salir de ahí.

Pero puedes salir. Y lo harás. No estás sola

Para aprender más sobre la depresión y la ansiedad echa un vistazo aquí y aquí.

Aprende técnicas de relajación y acude a un psicólogo si tus problemas afectan al resto de áreas de tu vida. La cronicidad y la intensidad  de los síntomas también son dos factores a tener en cuenta.

Te puede interesar: