12 Formas de demostrar que amas a tu pareja

Echa un vistazo a esta historia de Kimanzi Constable, te hará replantear muchas cosas en tu relación.

formas de demostrar amor

Conocí al amor de mi vida a los 17 años mientras ambos trabajábamos en el Burger King. Al principio ella me odiaba -pensaba que era un arrogante sabelotodo. Con los meses nos hicimos amigos. Y después de eso empezamos a salir. Después de estar saliendo un mes, le pedí que se casara conmigo. Nos casamos 5 meses después de conocernos, y ya llevamos 16 años.

Hemos tenido buenas épocas, pero a ningún matrimonio le va bien siempre -incluso hubo un momento en el que estuvimos separados durante 6 meses. Los problemas de una relación siempre ocurren por varias razones, pero al final identifiqué una fuente importante de los nuestros: yo no cumplía con mis compromisos.

No basta con decirle a alguien que le quieres. Las cosas que haces hablan por sí solas. Estas son las 12 formas más poderosas que conozco de demostrar a mi pareja cuánto la amo.

1. Elijo amar cada día, a pesar de cómo me sienta

Ha habido un montón de veces que no he tenido ganas de mostrarle cariño, pero lo he hecho igualmente. La beso por la mañana. Le pregunto qué tal el día. Le mando mensajes filtreando con ella.

Cuando te das cuenda de que el amor es una decisión, puedes ir más allá de los sentimientos que a veces te hacen querer tirar la toalla.

2. Decidí que mirar era lo mismo que tocar

formas de demostrar amo

Me di cuenta de que mirar era la puerta a querer más. Tomo la decisión de amar no mirando a otras mujeres de la manera en que miro a mi mujer. Hay personas atractivas por todas partes, y las mirarás irremediablemente. Pero hay una gran diferencia entre mirar y mirar con lujuria. Las únicas miradas lujuriosas son las que le doy a mi mujer.

3. No me lleno la cabeza de ideas poco realistas sobre el sexo y el amor

No voy a hablar de pornografía. Pero las representaciones insanas del amor -como algunos tipos de porno, e incluso algunas películas comerciales- pueden distorsionar tu perspectiva y confundirte. No alimentes tu mente con ideas que podrían dañar tu relación. Date cuenta que es sólo entretenimiento, no esperes que tu relación se asemeje.

4. No dejo que mi ego decida por mí

Me salgo de mis casillas bastante a menudo, y eso me trae sus consecuencias. Mi mujer tiene amigos hombres. Muchas veces he dejado a mi ego hacerme creer que yo debería ser el único hombre en su vida. Tuve que aprender que nuestro matrimonio es algo más que simplemente yo. Tomar decisiones desde el orgullo es siempre destructivo.

5. Escucho

formas de demostrar amor

Esta semana mi tía murió. Mi mujer era muy cercana a ella y habló sobre el funeral en Wisconsin (nosotros vivimos en Maoui). Entendía lo que necesitaba en esos momentos, así que reservé 2 billetes para Wisconsin sin preguntar.

6. Me permito ser vulnerable

Mi tendencia natural es guardarme las cosas para mí mismo -sobre todo si estoy sufriendo. Tuve que aprender a abrirme para no sólo sanar nuestra relación, también a mí mismo. Ahora soy honesto sobre cómo me siento, no escondo mis emociones y mi mujer me escucha y me consuela. Ella me ayuda a tratar con mis emociones.

7. Me mantengo sano

He tenido sobrepeso la mayor parte del tiempo que mi mujer y yo hemos estado juntos. Afectó a mi autoestima, pero aprendí que no hay nada más atractivo que una persona segura de sí misma. Y más importante aún, si quieres vivir una larga vida juntos tienes que dar prioridad a tu salud.

8. Compartimos nuestros sueños y los perseguimos juntos

formas de demostrar amor

Fui repartidor de pan durante 12 años y lo odiaba. En 2011 le dije a mi mujer que quería perseguir mi sueño de ser escritor, y ella me ha ayudado a hacerlo realidad. Perseguir tus sueños y apoyar a tu pareja a que persiga los suyos crea un vínculo increíble.

9. Sigo encontrando maneras de sorprenderla

Al perder peso y educarme en cómo ser una mejor pareja, le he mostrado a mi mujer lo importante que es nuestra relación para mí. El sexo es crucial para vuestra fortaleza en la relación. Siempre puedes ser mejor amante de lo que eres ahora.

10. Nunca pierdo la pasión del principio

La primera fase de la relación es todo pasión y aventura, pero eso no significa que no puedas recrearte en todo eso años después. Mi mujer y yo reservamos ciertos fines de semana para explorar el cuerpo del otro.

11. Entiendo que el espacio puede ayudar a que la relación crezca

formas de demostrar amor

La ausencia, en las circunstancias adecuadas, puede hacer que la relación mejore. Mi mujer y yo nos hemos dado cuenta que necesitamos espacio personal cada uno de nosotros. Puede ser un momento de tranquilidad en casa, salir con unos amigos, o incluso un viaje de negocios de varios días. Un poco de tiempo personal no hará que tu relación termine, de hecho la fortalecerá.

12. Me acuerdo de las pequeñas cosas

Me esforcé mucho por cortejar a mi esposa -le aguantaba la puerta del coche o le sacaba la silla para que se sentara. Todavía sigo haciendo esas cosas ahora. Que llevemos 16 años juntos no significa que deba dejar de esforzarme.

Lo que se puede aprender de su experiencia

El amor es más de lo que dices. El amor se muestra en lo que haces. Demuestra que amas a tu pareja levantándote cada día decidido a compartir tu amor. Los pequeños esfuerzos de cada día son los que marcan la diferencia entre una relación sana y una condenada. Y como ves, el tiempo no es un factor que deba preocuparte.